Archive for the ‘Egipto’ Category

h1

Los tesoros de Tut expuestos en Madrid

16 agosto 2010

Tutankhamón aterriza en España, o más bien sus objetos más personales. El faraón continúa descansando entre cristales en el Museo de El Cairo, en el país donde nació y donde fue enterrado. Sin embargo, los tesoros que Howard Carter halló en 1922 en su tumba, el mayor hallazgo egiptológico hasta el momento (y probablemente por siempre), están expuestos en la Casa de Campo de Madrid.

La capital española acoge estos meses –y hasta el 17 de octubre–los tesoros funerarios del más popular faraón en 3.000 metros cuadrados de exposición. Pese a ser uno de los menos destacados reyes del País del Nilo, Tutankhamón, que murió siendo tan solo un adolescente, es uno de los más celebres debido precisamente a que su tumba fue encontrada intacta, con todo lo que contenía cuando el faraón fue depositado en ella.

Pues bien, hoy podemos sentir o al menos hacernos una idea aproximada de lo que sintió Carter cuando asomó la cabeza entre el muro milenario y aspiro el aire que llevaba allí miles de años esperando ser liberado. Tutankhamón: la tumba y sus tesoros, un recorrido por el sepulcro de Tut, sus sarcófagos, sus objetos personales y su vida; nadie que sienta pasión, amor, admiración o simplemente inquietud por la antigua civilización egipcia debería dejar pasar la visita a esta exposición.

Enlace de la página web de la exposición: http://bit.ly/axBr8I

h1

Curiosidades para reflexionar

29 mayo 2010

No cabe duda de que las pirámides de Egipto son, de todos los vestigios que nos legaron los egipcios de la Antigüedad, los más portentosos y emblemáticos monumentos de esta civilización, y en particular las tres grandes pirámides de Gizeh, que son las tumbas de los reyes Keops, Kefrén y Micerino, cuya construcción se remonta al Imperio Antiguo de Egipto (2700–2200 antes de Cristo aproximadamente).

Miles de temas podrían tratarse al respecto de estos colosos del desierto. Hoy, sin embargo, he decido aferrarme a las curiosidades que los rodean, más que a los hechos históricos; es decir, a esos datos que a cualquiera dejan con la boca abierta sin necesidad de conocer la historia del país de los faraones:

  • La Gran Pirámide fue el edificio más alto del mundo durante miles de años, hasta la construcción de la Torre Eiffel en París en 1889.
  • La orientación de las tres pirámides de Gizeh (Keops, Kefrén y Micerinos) coincide exactamente con la de las tres estrellas centrales de la constelación de Orión (el cinturón de Orión), que era Osiris para los egipcios. Muchos estudiosos no comparten esta idea, la cual es defendida especialmente por Robert Bauval.
  • Pese a que asociamos la idea de pirámide a las tres más famosas ya citadas, hay que decir que existen más de 80 pirámides (algunos incluso dan un numero bastante más alto cercano al 200) extendidas por todo el territorio de Egipto, la gran mayoría en ruinas y algunas semiescondidas bajo las arenas del desierto. Sí que es cierto, sin embargo, que las de mayor tamaño son las de Gizeh.
  • Pese a ser monumentos mortuorios, la creencia de algunos expertos y egiptólogos es que la construcción de las pirámides pudo estar motivada por aspectos cósmicos y religiosos y no atendió criterios prácticos.
  • En 1798, antes de la batalla de las pirámides de Gizeh frente a los mamelucos, Napoleón Bonaparte arengó a sus tropas diciendo: “Soldados, desde lo alto de estas pirámides, cuarenta siglos de historia nos contemplan”. Napoleón realizó cálculos sobre la cantidad de piedras utilizadas para la construcción de la Gran Pirámide. Según sus cuentas, con dichas piedras se podría construir un muro alrededor de Francia.
  • La superficie que ocupa la Gran Pirámide es equivalente a la de ocho campos de fútbol. Para rodearla hay que caminar cerca de un kilómetro y su altura es similar a la de un edificio de cuarenta pisos.
  • Se dice que se emplearon 100.000 hombres y tan sólo 23 años en construir la Gran Pirámide. En todo caso, las técnicas que se usaron para ello son aún una incógnita. Existen varias teorías sobre su construcción, pero los estudiosos del tema no se ponen de acuerdo.

  • La Gran Pirámide está formada por unos 2.300.000 bloques de piedra. Cada uno de ellos tiene un peso aproximado de 2,5 toneladas. Así, el peso aproximado de la Gran Pirámide de Keops es de 6 millones de toneladas. Por tanto, serían necesarias unas 6.000 locomotoras para poder moverla.
  • La pirámide de Keops esconde en su interior un complejo laberinto de pasillos y cámaras sin salida y se cree que podrían existir galerías aún no descubiertas. La galería principal mide 47 m de longitud y casi 9 de altura.

Como dato final y sorprendente destacaré que la altura de la citada pirámide es aproximadamente de 147 metros, y esta altura multiplicada por un millón daría como resultado la distancia de la Tierra al Sol, que es de 147.000.000 de kilómetros. ¿Pura casualidad? Quizás sí… pero quizás no… quizás nunca lo sabremos…

Fuente principal:  http://www.erroreshistoricos.com/

Share

h1

Un grupo de científicos españoles encuentran 3.000 objetos en una tumba egipcia en Tebas

19 mayo 2010

Hoy se ha producido una noticia que merece la atención de este blog y el gozo de los apasionados por la Antigüedad y el Egipto de los faraones.

La primera campaña de excavación en la mayor tumba de la dinastía XVIII de la antigua ciudad de Tebas, en Luxor (Egipto) ha dado frutos: investigadores españoles han encontrado más de 3.000 piezas, entre ellas momias, huesos humanos, cuentas de collar, lino, papiros y estatuillas.

Francisco Martín Valentín, del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, es quien dirige al equipo, y ha declarado a la Agencia EFE que “Lo que hemos encontrado es una enormidad, una locura, y no sabemos lo que puede salir de esta tumba” Los yacimientos en los que trabajan pertenecen al período de Amen-Hotep III, que reinó durante el Imperio Nuevo (hacia 1360-1353 antes de Cristo), uno de los períodos más turbulentos del Egipto faraónico.

Según Martín Valenti, la tumba no había sido encontrada por los arqueólogos por estar cubierta de arena. En octubre de este año comenzarán la segunda campaña de excavaciones, que durará dos meses y medio.

(Fuente principal: Agencia EFE)

Si quieres ampliar la información…

Share

h1

Religión egipcia: politeísmo y monarquía divina

14 mayo 2010

La religión era muy importante para los egipcios antiguos, y estaba tan influida por la tradición, que ellos se resintieron enormemente a los cambios que se van a presentar a lo largo de la historia.

Los egipcios no deseaban un cambio religioso, y su pensamiento principal durante toda su historia fue el de creer que habían existido al amanecer de la creación.

A tal punto llega la religiosidad del pueblo egipcio, que la monarquía era divina (algo que heredaría la sociedad occidental posteriormente y durante mucho tiempo se creerá que los reyes era nombrados por Dios). En Egipto se creía que el faraón era, no sólo el rey, es decir, el gobernante político, sino también la encarnación de un dios. Desde los inicios, el faraón fue relacionado con Horus, hijo de Ra, el dios de sol.

Cuando en el país las cosas marchaban correctamente, las gentes creían que los sacerdotes y el faraón estaban haciendo sus trabajos bien, y viceversa: les culpaban de las desgracias, del hambre, de las malas cosechas o de las crecidas del Nilo, tanto insuficientes como exageradas y destructivas.

La religión del antiguo Egipto fue politeísta en su mayor parte (hasta 700 dioses y diversas diosas fueron venerados), con un breve período monoteísta gracias al emperador Akenatón, que instaura la creencia única en el dios Atón.

Uno de los aspectos más famosos de las creencias religiosas egipcias era sus ideas de la vida después de la muerte. Creían que el cuerpo físico debía conservarse para permitir que su espíritu se mantuviese y viviese después de la muerte. Debido a esto, se hace habitual la práctica de la momificación.

Además, la arquitectura funeraria es tremendamente importante, relacionada de nuevo, obviamente, con la religión: grandes pirámides, entre otros monumentos, fueron erigidas como tumbas para los faraones del Imperio Antiguo.

Fuentes principales:

http://www.ihistory101.net

CIMMINO, Franco, 1985, Vida cotidiana de los egipcios, EDAF, Madrid

Share

h1

Un completo tocador en medio del desierto

14 febrero 2010

Los antiguos egipcios no sólo eran coquetos, sino que además eran muy cuidadosos y responsables en temas de estética y salud. El clima de Egipto no es muy favorable, y entre tanto aire desértico y el calor intenso, los egipcios se las ingeniaron para mantener un cuidado minucioso de su higiene y belleza, utilizando desodorantes, pastillas para el aliento y perfumes. Las mujeres contaban con varios tipos de productos naturales para cuidar su piel y combatir las arrugas, y además evitaban exponerse al sol y no salían a la calle sin maquillaje. Decir que en el siglo XXI vivimos de la imagen, que la imagen es importante y que somos esclavos de la belleza no es algo nuevo.

Pero si bien las mujeres ya cuidaban hace más de cinco mil años su aspecto, desde el Periodo Predinástico también los hombres se protegían y embellecían sus ojos con mesdemet o khol, que es un polvillo negro que, mezclado con agua, se empleaba como antideslumbrante del sol, protector de enfermedades oculares y también como repelente de insectos con sólo trazar una línea alrededor de cada ojo. Salir a la calle maquillado era mucho más habitual de lo que lo es hoy para los hombres.

Además, hasta la Dinastía IV se empleaba una sombra verde sobre los párpados y se oscurecían las cejas y pestañas con el mismo producto, mesdemet, y con la ayuda de palitos realizados en madera, metal o hueso (antecedente de la actual máscara de pestañas). Los labios y las mejillas también se maquillaban con oxido de hierro humedecido para dar un tono rojizo.

La manicura y pedicura no se quedaban atrás, pues hay documentos que hablan de especialistas para estas tareas. También combatían las estrías con aceites especiales durante el embarazo, y la depilación fue el más importante de los rituales de belleza. Ésta jugó un papel básico especialmente entre el clero, ya que los sacerdotes de bañaban varias veces al día y para poder realizar el culto tenían que estar totalmente limpios y purificados, lo que suponía la total ausencia de vello corporal, entre otras cosas, para evitar piojos y parásitos.

Muy nombrados son los supuestos baños de leche de burra que tomaba Cleopatra en grandes piscinas. Pues bien, entre los tantos rituales de belleza, utilizaban la leche como desmaquillante, hidratantes a base de miel, y tomaban sesiones de masajes con esencias aromáticas. Por lo tanto, no es tan descabellado pensar que la excéntrica Cleopatra realizase tales baños.

Vemos, entonces, lo importante que era para los antiguos egipcios el cuidado de la estética y para esto utilizaban un sin fin de utensilios: desde pinzas para eliminar cualquier vello no deseado, cuchillas para rasurar, tarros para ungüentos, recipientes para el khol, espejos, peines y un todo lo que jamás debe faltar en un completo tocador.

Es sólo una faceta más de la cultura egipcia; un punto de partida más de entre los tantos caminos que arrancaron en el antiguo Egipto y que han desembocado en costumbres, creencias y conocimientos que hoy tenemos más que asumidos. Un ejemplo entre tantos de que Egipto fue en su día la civilización más avanzada del mundo (en esa época, en la Península Ibérica estábamos inmersos en el Neolítico y no nos habíamos desecho aún del taparrabos).

Fuente principal de información: http://sobreegipto.com

h1

Una noticia un tanto ‘desfasada’

17 enero 2010

Hoy, Periodismo y Arquología,

un duo que no siempre se lleva bien.

Hace unos días se publicó en varios medios una noticia un tanto agridulce. Por un lado, se anunciaba un nuevo hallazgo: una serie de tumbas se han encontrado en las inmediaciones de las pirámides de la meseta de Gizeh, lo cual es algo estupendo y permitirá descubrir nuevos secretos de entre los muchos que están aún por descubrir. Esa es la parte dulce. La parte agria viene de la mano de los medios de comunicación. Tanto las agencias que han hecho llegar esta información a los medios como los propios periódicos y radios (porque en los informativos de televisión las noticias culturales y arqueológicas pasan más desapercibidas para no robar protagonismo a Belén Esteban y Cristiano Ronaldo), han cometido un error.

El periodismo actual se caracteriza por atribuir al periodista más funciones de las que le son propias, pero el problema viene cuando se le atribuyen temas sobre los que elaborar una información de los que no tiene ni la menor idea, y se limita a copiar lo que dicen en una nota de prensa, en un comunicado o en una rueda de prensa.

Los artículos que se presentan a continuación ofrecen a bombo y platillo un ‘nuevo’ secreto desvelado sobre los antiguos egipcios. Nuevo para esos medios, claro, porque para alguien que haya estudiado mínimamente la historia antigua o tenga una cultura básica en este campo, la noticia es algo muy antiguo. Me explico:

El antiguo Egipto tenía como base económica la agricultura y la ganadería. Esto quiere decir que el grueso de su población se dedicaba a estas tareas. Durante aproximadamente los tres meses anuales de crecida en que el Nilo se desbordaba e inundaba los campos, el trabajo de estos habitantes del desierto no podía llevarse a cabo. Pues bien, debido a ello, durante ese período se dedicaban a las labores constructivas.

Las grandes obras públicas, tales como la construcción de templos o las monumentales tumbas reales -como las pirámides- se realizaban mediante ese sistema denominado corvea o trabajo obligatorio. Eran tareas duras de beneficio al Estado que, si bien eran ‘obligatorias’, los trabajadores no eran maltratados. Recibían su ración diaria de pan y cerveza a modo de salario y, pese a la dureza del trabajo a pleno sol y durante casi toda la semana, no podemos equiparar esta situación laboral temporal a la esclavitud tal y como se entendería posteriormente en Roma o Grecia.

De igual modo que las mujeres gozaban de una serie de derechos y libertades con los que ni siquiera soñaban las griegas y romanas, el cuerpo de los trabajadores del faraón no era de la propiedad de éste. No eran esclavos. Los artículos de prensa que aparecen al final de este post explican que, de ser esclavos, no se hubise permitido que sus enterramientos se realizasen tan cerca de las tumbas reales. Sin embargo, esto ya se sabía, pues lo mismo sucedió con los trabajadores del Valle de los Reyes y su poblado de Deir El-Medina, muy cercano al Valle, en el que residían durante las labores de construcción.

Como periodista y estudioso de la civilización egipcia, me siento comprometido con este asunto, y considero que jamás debería un profesional de la comunicación elaborar una pieza informativa sin saber de qué está hablado. Podrían haber explicado que en Egipto no había esclavos, pero no venderlo como un nuevo dato recién desvelado esta semana, porque eso no es cierto. Quizás esas tumbas vengan a confirmar lo que ya se sabía, y su estudio será interesante y revelador, pero que en Egipto no existían esclavos como tal no es algo nuevo. Quizás tenga mucha culpa el comunicado oficial y el gobierno de Egipto, que pueden habérselo hecho saber de este modo a los medios, pero ahí es donde entra en juego la labor del periodista: contrastar, verificar y completar la información.

Esto era lo que publicaban algunos medios al respecto, algunos de los cuales daban priodidad a la verdadera noticia, pero otro llevaban incluos al titular lo que no era realmente noticioso:

La Gaceta

20 Minutos

El País

El Mundo

h1

Entrevista con… MANUEL ROMERO

4 enero 2010

‘Se están perdiendo valores que nos

han acompañado desde hace milenios’

Manuel Romero es un egiptólogo de 25 años licenciado en Historia y que este año finalizará sus estudios de Arqueología. Este joven sevillano enamorado de Egipto y las culturas antiguas, deportista, pintor y además cantante de un grupo de Heavy Metal, sueña con viajar al país del Nilo y trabajar como director de excavaciones.

De entre los personajes de la Historia Antigua, muchos de ellos mitificados como Tutankhamón o Alejandro Magno, ¿cuál es, a tu entender, el que más revolucionó a las gentes de su tiempo? ¿El más rompedor o el que nos ha dejado un mayor legado histórico?

Referente a reliquias encontradas, sin lugar a dudas Tutankhamón, ya que en realidad no fue un faraón muy importante y su reinado fue relativamente corto, ya que murió muy joven, pero todos aquellos tesoros que fueron encontrados en la tumba kv62 han sido un gran patrimonio arqueológico para Egipto y la Humanidad.

Por otra parte si nos ponemos a pensar en quién revolucionó más a nivel de mandato y cambio de la cultura y sobre todo creencias religiosas… todos o la mayoría a su manera han aportado mucha importancia en la historia, pero personalmente Akenatón. Es célebre por haber impulsado transformaciones radicales en la sociedad egipcia, al convertir al dios Atón en la única deidad del culto oficial del Estado, cosa que anteriormente ningún faraón había hecho, digamos que de algún modo fue un faraón rebelde y por ello fue uno de lo que más revolucionó la cultura y la creencia egipcia.

En cierto modo, o quizás en gran medida, la Historia Antigua ha configurado el devenir de la Humanidad y aún hoy, en el siglo XXI, nos vemos influidos por cambios, innovaciones y descubrimientos realizados hace siglos, e incluso milenios. ¿Cuál es para ti el mayor hito de la Historia Antigua?

Sin lugar a duda el arte de la ingeniería en el Antiguo Egipto a día de hoy sigue siendo un patrimonio de la Humanidad que no deja de ser observado y que no pasa de moda. El arte y la ingeniería estaban presentes en las construcciones para determinar exactamente la posición de cada punto y las distancias entre ellos, de algún modo fue inventado por los egipcios. Estos conocimientos fueron utilizados para orientar exactamente las bases de las pirámides, así como para otras obras.

Con 25 años estás licenciado en Historia, has estudiado Egiptología y este año acabarás Arqueología. De entre todos estos años de aprendizaje sobre aquellos que nos precedieron y lo que hicieron, ¿Te parece que estamos hoy en una de las mejores etapas de la Humanidad o no?

Sin duda se ha perdido mucho de las visiones que hace siglos tenían y todo es mucho más automático, mucho más artificial y mucho menos elaborado. Los egipcios hacían grandes cosas aun sin tener la tecnología que tenemos hoy en día y aún así sigue siendo una perfección a la que los humanos no podemos llegar

 Aparte día a día se va perdiendo parte del maravilloso legado que nos dejaron y puede que en unos años en un abrir y cerrar de ojos perdamos parte de lo que verdaderamente era la Humanidad, el principio de la civilización tanto egipcia como mundial; se están perdiendo valores que nos han acompañado desde hace milenios.

 Parece una pregunta muy tópica, pero creo que tiene sentido realizársela a alguien que conoce la historia: ¿en qué época te hubiese gustado vivir a ti y por qué?

Bueno, referente a cultura sin duda que para mí la Edad Media era increíble, tenía sus pros y sus contras, como en todo, pero es algo que me fascina. Por otra parte, el ser humano cada vez dura más por nuestra nutrición y por el funcionamiento inmunológico, así que el peligro que había en la Edad Media o hace dos mil años no lo hay hoy en día, pero por conocer en realidad cómo esa civilización tan maravillosa que es la egipcia se había construido, no me hubiera importando vivir en el Periodo Arcaico o Antiguo

¿Qué visión de futuro puedes hacer sobre la Arqueología? Es decir, ¿cómo te ves a ti mismo dentro de unos años? ¿En qué lugares del mundo te gustaría trabajar como arqueólogo porque pienses que queda mucho por descubrir?

Sin lugar a duda Egipto, el Valle de los Reyes, aún queda muchísimo por descubrir y es algo apasionante  saber más cosas de esa maravillosa historia, es como un puzle o un rompecabezas, si no tienes todas las piezas nunca acabas sabiendo toda la verdad.

 Mi visión de futuro es llegar a ser director de excavaciones y sentir la hermosa sensación de descubrir algo gracias a tus propios instintos y logros.

Tenemos pendiente un viaje a Egipto tú y yo, ¿no es así? Pues bien, cuando nos vayamos a Egipto, y siendo éste un país que nos apasiona a ambos, ¿Qué es aquello que te gustaría hacer en Egipto y que no suelen hacer la mayoría de turistas que visitan el país del Nilo simplemente para pasar una luna de miel o para pasarlo bien con los amigos?

Bueno tú sabes mi pasión por la pintura y sin duda me encantaría dibujar amaneceres egipcios y contemplar simplemente cómo cae la noche mirando las pirámides, es una de las escenas más hermosas que puede contemplar el ser humano. Y siendo originales tú y yo, por qué no… salir en las noches de El Cairo y encontrar a dos bonitas egipcias (risas).

Y finalmente, refiriéndome de nuevo a Egipto, ¿qué piensas de esas medidas que se quieren adoptar para cerrar o limitar a los turistas algunos monumentos, ya que están degradándose con los flashes de las cámaras, las latas de refresco de personas sin respeto y los gritos y gamberradas?

Me parece correcto, por desgracia la gente que tiene la suerte de estar allí no valora el patrimonio cultural y arqueológico y lo ensucian sin darle la menor importancia, no es lo mismo ver aquellos monumentos tocándolos o contemplándolos de cerca que verlos detrás de una verja, pero mejor eso antes de que se desmoronen para siempre.

 Muchas gracias Manu.

Gracias a ti, amigo.