h1

El contubernio: asunto de esclavos

22 mayo 2010

Llamamos contubernio en Roma a la convivencia conyugal entre dos esclavos, que necesitaría de la autorización de los dueños de éstos. La descendencia seguirá siempre la condición de la madre (esclava) y esos hijos pertenecerán al dueño de dicha esclava.

Y es que los esclavos no tenían derecho a formar una familia, pero sí que se tiene en cuenta la relación consanguínea de cara al futuro. Es decir, en caso de que fuesen liberados a lo largo de su vida, sí que pueden saber de quién son hijos, especialmente para que no se produzcan relaciones incestuosas, pero en ningún caso son reconocidos como familiares legales por las leyes romanas.

El contubernio puede ser también una convivencia o unión entre un ciudadano libre y un esclavo, bien sea éste propio o ajeno, pero se trata de casos muy mal vistos socialmente y también por las leyes romanas, pudiendo imponerse castigos como convertir a la parte libre en esclava en caso de que no se disuelva esa unión. Y es que supone una extraña inversión o subversión del orden social.

Recomendables las obras de M. Henar Gallego Franco

http://0-dialnet.unirioja.es.diana.uca.es/servlet/autor?codigo=144267

Share

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: